Historia de la Cruz Roja Colombiana

Seccional Nariño

 

Para llevar a cabo la presente semblanza acerca de los orígenes de la Cruz Roja en el Departamento de Nariño, se han consultado diversas fuentes, entre las cuales se encuentran testimonios de personas que participaron en esta iniciativa, algunos son datos que aparecen en las páginas institucionales en Internet de la Cruz Roja Colombiana, y la Cruz Roja Española,  lo mismo que muchas noticias, fotografías y registros sociales e institucionales, consignan en las publicaciones que hoy permanecen en la biblioteca del área cultural del Banco de la República en Pasto y en otras publicaciones que se relacionan en el acápite de la bibliografía respectiva, tales como: el periódico diario El Derecho  el periódico Diario del Sur, la revista Ilustración Nariñense,  la revista Damas Grises de la Cruz Roja Colombiana, Seccionales del Valle del Cauca y del Tolima.

Es importante señalar que todo el trabajo se encuentra debidamente soportado con fotografías de la época y con fotocopias de los documentos originales, que fueron materia de consulta y que existen en el citado archivo periodístico e histórico de nuestra comarca.

En efecto, prestantes personalidades del sector privado, eclesiástico y gubernamenta,l pusieron en marcha una institución de socorro para auxiliar a los nariñenses en casos de desastres naturales y antrópicos. Es así como en 1923, cuando ocurrieron los temblores en la población nariñense de Cumbal, la Cruz Roja Nacional aparece prestando su colaboración de ayuda humanitaria a los damnificados de dichos sismos, como lo hizo en los posteriores eventos que se han presentado en diferentes épocas.

Aunque no existen suficientes documentos y archivos escritos sobre el particular, se conservan algunos testimonios gráficos, como es el caso de la portada de la edición número 7 de la revista Ilustración Nariñense, correspondiente al mes de julio de 1925, en donde aparece impresa la fotografía de la esposa del Gobernador de Nariño Dr. Julio C. Moncayo Candia en 1925,  la  señora Beatriz Navarrete de Moncayo, quien ejercía el cargo de Presidenta del Comité de la Cruz Roja de Nariño.

En la portada de la revista Ilustración Nariñense, edición número 49 de mayo de 1933, aparece adjunta la foto de la señora Josefina de la Espriella de Benavides como Presidenta de la Cruz Roja de Nariño.

Fue el doctor Luis Merizalde el comisionado para cumplir con la misión de establecer la institución de la Cruz Roja Colombiana en San Juan de Pasto, quien durante su permanencia en esta ciudad puso en juego todo su entusiasmo y actividad con el fin de que se llevara a la realidad dicha tarea.

La Sección “Apuntes Históricos” del Diario del Sur, en su edición del 14 de mayo de 1984, recuerda el establecimiento de la Cruz Roja entre nosotros como una institución de beneficencia a favor de la infancia desamparada y flagelada por el infortunio, llevada a la práctica y sostenida por damas y caballeros de nuestra sociedad, a cuya cabeza estuvieron el señor General don Alejandro de la Rosa, el doctor José María Salazar Albán y don Juan Reyes Valderrama, oriundo éste último de Santa Rosa de Viterbo, quien fuera trasladado a la ciudad de San Juan de Pasto por su tío el General  Rafael Reyes, quien más tarde fuera Presidente de la República de Colombia.

En 1932, un grupo de distinguidas damas de la sociedad pastusa conformaron el primer voluntariado que llevó el uniforme y la insignia de la Cruz Roja, con el diseño de la Cruz Roja Española traído por doña Consuelo Anexi.  Figuraban entre otras, las señoritas: Lucía y Enriquet Navarrete, Colcepción David Almeida, Julia Elvira Martínez y la señora Raquel de Delgado, bajo la presidencia de doña Josefina de la Espriella de Benavides. Inicialmente, la sede de la Cruz Roja funcionó en las instalaciones de la Clínica del Padre Victoriano Rosero en la Calle Real entre las calles 16 y 07, siendo médicos los doctores Adolfo Guerrero, Julio C. Loncayo Cándia  y Luís Enrique Benavides.

Existe una comunicación suscrita el 19 de febrero de 1932 por el Comité Directivo mencionado, dirigida a la señora María Ignacia Muñoz de Rodríguez, en donde se le comunica que “los caballeros que integran la Junta Directiva de la Cruz Roja de Nariño, han tenido a bien nombrarla vocal del Comité Femenino”.

Aquí cobra especial importancia el testimonio obtenido durante el año 2000 de la señora Graciela Mutis de Puyana, que sobre estos hechos nos manifestó lo siguiente:

“La Cruz Roja comenzó a funcionar en una casa donada en abril de 1938, para “La Gota de Leche” por el señor Juan Reyes V, situada en el barrio San Andrés, subiendo al Hospital San Pedro antes de llegar a la avenida Panamericana. Tenía un patio empedrado y en la parte de atrás había un potrero donde íbamos las voluntarias de la Cruz Roja a ayudar a la gente necesitada. Les dábamos una botella de leche todos los días a los niños desnutridos, para lo cual nos turnábamos por grupos. A esta actividad la denominamos “La Gota de Leche”. “La Gota de Leche”, fue organizada por la señora Consuelo Anexi de Eraso y eran sus colaboradoras las señoras Elvira Buchelli de Guerrero — viuda del señor Ángel Guerrero — y María Núñez Buchelli. Daba gusto ver que pasaban los días y los niños desnutridos se iban restableciendo. También les dábamos mercados cada ocho días a familias vergonzantes y ayudábamos a los médicos que hacían consultas todos los días y también atendían por turnos. El grupo de médicos nos enseñaban a las voluntarias los primeros auxilios. Tales personas, según recuerdo, eran las siguientes: Los doctores Segundo N. Recalde, Enrique Delgado, José María Salazar Albán, Julio C. Moncayo Candia.

Santander Uscategui, José Vicente Monzón, Buenaventura Santander, trabajaban ad-honorem. Las voluntarias: Cecilia Eraso Anexi, Maruja Gomezjurado, Consuelo Anexi de Eraso, Diva de Corchuelo, María Otero de Zarama, Alicia Rodríguez Benavides, Elisa Buchelli, Rosita Miranda Otero, Carmen Helena Benavides, Beatriz Buchelli Benavides, Beatriz Buchelli, Ana Luisa de la Rosa Córdoba, Consuelito Eraso Anexi, Clemencia Villota Villota, María Eraso Anexi, Inés Gomezjurado (Hermana de la caridad),  Romelia Guerrero de Vallejo, Soledad de la Rosa, Martha A. López, Elisa Rojas López, Celia Navarrete de Guerrero, María del Carmen Zarama Zarama, Graciela Mutis, María Buchelli de Salazar Albán, Lucía Velasco Guerrero, Josefina de la Espriella, Alicia Mirando Otero, Clemencia Buchelli, Inés Buchelli Benavides, Leticia Buchelli, Lucía Díaz del Castillo, Carmen Elisa Guerrero Navarrete (Madre Franciscana), Julia Puertas Rojas, Inés Miranda Otero, Elisa Otero de Zarama, Lola Eraso Anexi, Mery Pérez León”.

También resulta vital el testimonio obtenido de la señora Leticia Buchelli de Caviedes, quien corroboró todo lo afirmado por doña Graciela Mutis de Puyana y quien nos contó que iban de casa en casa recolectado todo lo que las familias les pudieran dar y así hacían mercados para repartirlos. También iban a las fincas que tenían cosechas y regresaban con camiones llenos de aquello que les regalaban. Según su relato, las Damas Voluntarias de la Cruz Roja llegaron con auxilios a socorrer a los damnificados del terremoto de Túquerres, en la Chorrera en el año de 1936, y que a su vez los médicos iban a prestar los primeros auxilios junto con ellas. Las voluntarias usaron un uniforme blanco igual al utilizado en 1864 en la Cruz Roja Española con el emblema.

Finalmente nos dijo que pasado un tiempo de haber funcionado en la casa de San Andrés, la Cruz Roja se trasladó con sus servicios a la casa en donde hoy funciona la casita de la Divina Providencia y que más tarde llegaron las monjitas.

Testimonio de Lola Eraso Anexi, Hoy Hermana Visitandina Sor Margarita María

En el 2001 obtuvimos el testimonio de la hermana Sor Margarita María y nos dice:

“Tengo un claro recuerdo de mi madre Consuelo Anexi de Eraso como colaboraba en la Cruz Roja de Pasto como voluntaria. Las señoras recolectaban en los almacenes regalos y en las casas de familia ropa, juguetes y dulces para armar paquetes que les regalaban a los niños pobres en navidad. Se reunían todas las personas de la Cruz Roja en mi casa para hacer los paquetes para los niños pobres. Llegada la navidad, los acompañaba la banda departamental y les repartían en una escuela grande que quedaba en el parque de Santiago. Repasaban comedias para presentarlas con el fin de recolectar fondos, se presentaban en el Teatro Imperial, hacían conciertos de piano. Mi mamá tocaba muy lindo el piano, se hacían también fiestas con el fin de obtener algún dinero.

A los niños pobres les repartían en navidad los regalos con una boleta que les daban en la Cruz Roja.

Mi mamá era una persona muy activa, tenían programas en la radio donde participaban los programas y servicios que tenia la Cruz Roja, daban charlas de remedios caseros y los doctores que colaboraban en la Cruz Roja les enseñaban por radio los primeros auxilios.

Los médicos y las señoras de la Cruz Roja, dedicaron mucho tiempo atendiendo a los enfermos de tifo, que por esos tiempos fue una epidemia. Mandaron a hacer unos catres de costal y a los enfermos los bañaban con vinagre. Hasta en las casas de ellas los llevaban a los enfermos para atenderlos.

Mi mamá (Consuelo Anexi) era de Barcelona (España) y se casó con Braulio Eraso Chávez (Pastuso). Se conocieron por intermedio del señor Obispo de Pasto, Monseñor Fray Ezequiel Moreno Díaz, Español, de la orden de los Agustinos Recoletos.

Para el programa de “La Gota de Leche” de la Cruz Roja, las familias ricas regalaban la leche, y los mayordomos llevaban todos los días, muy temprano, las cantinas de leche. Los soldaditos que les ayudaban a arreglar las mesas que eran grandes y muchas, también se cargaban las cantinas de leche y ayudaban a poner en fila a los niños y a sus madres para que les dieran los biberones con leche.

Mi mamá tuvo que salir de Pasto para acompañar a su marido, y se fueron a vivir a Bogotá. Pero la Cruz Roja siguió funcionando porque mi mamá siempre se comunicaba con los miembros de la Cruz Roja de Pasto.

Testimonio de la señora Mery Pérez de López

En el año 2001 obtuvimos también el testimonio de la señora Mery Pérez de López, que además de estar de acuerdo con las versiones de doña Graciela Mutis de Puyana y de doña Leticia Bucheli de Caviedes, nos cuenta que participó en la Cruz Roja junto con su madre doña Clementina León de Pérez que también era voluntaria. Recuerda que su padre, don Eduardo Pérez Hoyos, era muy amigo del Mayor del Ejercito, un señor de apellido Conrado. Les mandaban soldados que les ayudaban a colocar los manteles blancos en las mesas, las cuales cuenta, eran muy grandes y en ellas se ponían las filas de teteros para darles a los niños la leche que llegaba muy temprano. Asistían también ancianos, a quienes se les daba agua de panela con allullas (pan de dulce de harina de trigo, muy común en nuestra región) llegaban por canastadas. El horno se encontraba en el barrio aledaño al barrio San Andrés.

Recuerda que se hacían fiestas en los salones del Batallón Boyacá donde asistían sus padres y rara vez la llevaban a ella, esto con  el fin de recolectar fondos para los programas que se tenían en la Cruz Roja de Nariño. En una oportunidad llegó don Enrique Pérez Hoyos desde París, él era hermano del papá de doña Mery, quien tocaba el piano muy lindo y organizó un concierto con el mismo fin de recolectar fondos. Estos conciertos se hacían frecuentemente, al igual que las fiestas para sostener los programas que tenían todos los miembros de la Cruz Roja. Doña Mery Pérez de López, cuenta que fueron a Túquerres cuando hubo el terremoto, se quedaron unos días atendiendo a los damnificados. Afirma que le impresionó como quedaron afectadas las casas. Se hospedaron en la hacienda de don Javier León quien también ayudó mucho a los damnificados. Las personas de la Cruz Roja que fueron a Túquerres, les llevaban colchones, cobijas y todo lo que pudieron conseguir.

“Trabajaban muy lindo”, agrega. Ella era muy joven y así había muchas ya que sus madres eran las voluntarias y por su puesto las hijas también iban a ayudar.

Testimonio de Carmen Elisa Guerrero Navarrete, Religiosa Franciscana

En el año 2001 la visitamos a la hermana Franciscana Madre Elisabeth (Carmen Elisa Guerrero Navarrete), le contamos los testimonios de las señoras doña Graciela Mutis de Puyana, señora Leticia Bucheli de Caviedes señora Mary Pérez de López, de la hermana Margarita María (Lola Eraso Anexi) y está de acuerdo en todo lo que ellas dicen. Recuerda perfectamente como ayudaban las personas de la Cruz Roja a los niños pobres. Eran felices colocándose los uniformes de las voluntarias. También cuenta que portaban un escudo de la Cruz Roja. Eran muy organizadas y cumplían los horarios que se habían puesto.

Agrega que una de las actividades que se hacían, como por ejemplo, los conciertos o las becerradas, fue en el Colegio de San Francisco Javier, de los Padres Jesuitas. Nos cuenta que en esa oportunidad se salió un becerro y se entró a la capilla del colegio, por supuesto fue un gran susto. También recuerda lo que sucedió en el terremoto de Túquerres (en la vereda La Chorrera), ellas colaboraron en la Cruz Roja en Pasto, para enviar los auxilios a los damnificados.

Testimonio de la señora Rebeca Burbano de Dulce 

Tuvimos la grata sorpresa de entrevistar a la señora Rebeca Burbano de Dulce, vecina de la primera casa en el callejón de San Andrés, (hoy calle 16) que tuvo la Cruz Roja en Pasto, donada por don Juan Reyes, y nos cuenta que ella veía llegar todos los días las cantinas de la leche, y las señoritas María Nuñez Bucheli y Elvira Bucheli eran las encargadas de hervir la leche y tenerla lista hasta que las voluntarias de la Cruz Roja, iban a repartirles a los niños de escasos recursos.

Nos dice que esa casa la regaló un muy adinerado señor de apellido Reyes. Él vivía por la Catedral, era muy generoso y por eso la gente lo quería mucho.

La casa de la Cruz Roja, era grande, tenia un potrero muy amplio y ahora todo esta construido. Nos cuenta que ella se acercaba a mirar la repartición de la leche, y que premiaban a los niños que se nutrían más rápido y eran más juiciosos. Miraba como los doctores les recetaban gratis a toda la gente que se acercaba a la casa de la Cruz Roja, y como toda la vida vivió al frente recuerda, ahora que nosotros le preguntamos, antes de que fuera la casa de la Cruz Roja se hospedaban unos generales que llegaban en caballos, la tenían adornada con muchas flores, también nos cuenta que después la Cruz Roja se pasó a Bombona, y la casa de la calle 16 quedó cerrada por mucho tiempo.

Hablamos también con la señora Isabel de Solarte quien actualmente vive allí hace más de treinta años, es jubilada de la Gobernación de Nariño. Nos cuenta que cuando ella fue ubicada en la casa estaba llena de hierba, y le prestaron una volqueta para sacar toda la maleza. Desde ese entonces, ella vive allí con sus hijos y cada diciembre la hace pintar. En el solar de adentro nos cuenta que era un potrero muy grande y que fueron construyendo con el tiempo. Ahora solo queda la casa y un pedazo de solar.

Periódico El Derecho, Jueves 28 de Marzo de 1930 

La banda de la Policía Departamental estrenará en la retreta del domingo próximo a las 7.00 pm la bellísima marcha de la Cruz Roja cuya partitura fue compuesta por el maestro Luís E. Nieto y que ha sido instrumentada por el señor director Don Julio Zarama.

_Espaa.Cr.Roja Barcelona

La primera casa en la calle 16 donde funcionó LA CRUZ ROJA en Pasto, Donada a la Cruz Roja por Don Juan Reyes Valderrama. Por escritura # 216 de 13 de abril de 1938 en la Notaría 1ª De Pasto, con destinación exclusiva para la Gota de Leche. El señor Juan Reyes Valderrama quien donó la casa para que funcionara la Cruz Roja de Pasto.

El Periódico El Derecho, 27 de Enero de 1931

En la fecha, hay una carta dirigida al Gobernador del departamento pidiendo que no se cambie al director de la banda departamental, señor José María Navarro.

Firma: Consuelo Anexi de Eraso y demás miembros de la junta de la Cruz Roja de Nariño.

El Derecho Enero 31 de 1931

La Cruz Roja de Nariño ha iniciado en la capital la recolección de fondos para ayudar a los damnificados en el incendio de Buenaventura.

Corresponsal El Derecho

Túquerres

Periódico El Derecho, lunes 10 de Febrero de 1932

Labor de la Cruz Roja de Nariño

El doctor Merizalde y la Presidenta de la Cruz Roja de Pasto

Buenaventura 23 de Enero de 1.932

Josefina de Benavides

Pasto

Nombramiento suyo presidenta, es símbolo que indica Cruz Roja Nariño no morirá.

Respetuoso cariñosamente descubrome ante usted gentil grupo señoras, comité.

Leal amigo:

Merizalde.

El Derecho lunes 10 de Febrero de 1932

Pasto, 26 de Enero de 1.932

Doctor

Luis Merizalde

Bogotá

Agradecida elegante telegrama, oblígame hacer esfuerzo sostener bellísima obra usted inició. Unida grupo señoras, comité, saludámoslo.

Josefina de Benavides

El Derecho, Pasto Febrero 10 de 1932

LABOR DE LA CRUZ ROJA

 

El doctor Merizalde y la presidenta de la Cruz Roja Colombiana.

Señora

Josefina de la Espriella de Benavides

Nombramiento suyo presidenta Cruz Roja Nariño, es símbolo que indica Cruz Roja Nariño no morirá. Cariñosamente descubre ante Ud. Y gentil grupo señoras comité.

Leal amigo

Luis Merizalde.

26 de Febrero de 1.932

Doctor

Luis Merizalde

Agradecida galante telegrama, oblígame hacer esfuerzos sostener bellísima obra Ud. Indico, Unida grupo señoras comité saludámoslo.

Atentamente

Josefina de la Espriella de Benavides

Periódico El Derecho, Pasto Febrero 25 de 1932

El comité central femenino de la Cruz Roja de Nariño

Este comité se propone establecer en esta institución la gota de leche para los niños pobres de dos a ocho meses de edad. Anexa a ella habrá un roperito para que a mas de la cantidad de leche requerida para cada niño, se le obsequie con una prenda de vestir.

La Presidenta del comité femenino ha facultado a las distinguidas señoras que lo integran, para formar comisiones a fin de levantar suscripciones fijas y voluntarias. Pues de otro modo no sería posible el sostenimiento de esta benéfica obra.

Parte de las cuotas anteriormente recolectadas se destinaran a la adquisición de los elementos necesarios a ese establecimiento.

Es de esperar del espíritu altamente caritativo de nuestras clases sociales que, sin distingos cooperen en esta obra que exige el esfuerzo común atendiendo una forma de vida y con cuotas de suscripción mensual, por insignificantes que sean, a las comisiones que acudan a la piedad de sus generosos sentimientos.

A los donantes les recordamos la promesa de Cristo: La de devolver el ciento por uno de lo que amorosamente se cediera a los desamparados.

Y para los espíritus serenos y resignados que fervorosamente acometen la tarea de recolectar estos fondos, les hacemos presente el sublime episodio de una Hermanita de la Caridad que, implorando socorro, de un mal corazón recibió una ofensa, quizá una bofetada en el alma  y de los labios de aquella hermanita encontró esta replica:

“A mí me ha prodigado usted una ofensa”:

“Yo se la agradezco”;

 “Ahora déme algo para mis pobres,  que Dios se lo pagará”.

Periódico El Derecho, Abril 5 de 1932

En las horas de la  tarde del día sábado la Ciudad sintió las notas fulminantes de caridad. La institución de la Cruz Roja que ha puesto todo su empeño en llevar adelante una obra benéfica, pudo exhibir en ese día uno de sus primeros éxitos triunfales  con la inauguración de la GOTA DE LECHE presidida por el excelentísimo señor Obispo de Pasto y por el señor Gobernador del  Departamento de Nariño.

Se abre en esta ciudad la más noble campaña de humanidad, auxiliar a la infancia que ha sentido desde sus albores las mordeduras de la inclemencia, es como auxiliar a los que han entrado indefensos en la vida, que hay una mano pródiga  y buena que disipara de algún modo las asperezas del camino.

¿Que más noble cruzada la que quieren  ir hasta donde el dolor se inicia en una existencia que todavía no puede reaccionar contra él?

Ese grupo de chiquillos que ha querido atrapar la ola  de la adversidad encuentra ahora un milagro de unas manos piadosas que acarician su desgracia.

El Médico, Dr. José María Salazar Albán condensó la finalidad de su obra. Queremos significar aquí nuestra admiración por la obra de beneficencia llevada a cabo por la  institución de la Cruz Roja. Que en hora feliz está  encomendada a un comité, que ha comprendido toda la importancia de su papel humanitario.

Felicitamos a todos sus miembros y en especial a la directiva. También queremos interpretar el sentimiento unánime de nuestra sociedad que ha valorado con justicia el desprendimiento del ya ilustre señor Don Juan Reyes Valderrama. Ha sido  éste un elemento que en todo tiempo se ha preocupado  intensamente por llegar hasta las clases desvalidas, con sus manos llenas de caridad.

  Grupo de Damas Voluntarias de la cruz roja  de Pasto
Se aprecia el uniforme igual al de las Voluntarias en España

F.Voluntarias Ipiales. 3
Pasto 1.932
Beatriz Bucheli Benavides, Ana Luisa de la Rosa Córdoba, Rosita Miranda Otero,
Carmen Elena Benavides de la Espriella, Lucia Velasco Guerrero, Consuelo Eraso Anexi,
Inés Bucheli Benavides, Clemencia Villota Villota, Alicia Miranda Otero, María Eraso Anexi,
Cecilia Eraso Anexi, Inés Gomezjurado (Religiosa de la Caridad), María Bucheli Benavides de Salazar Albán,
Elisa Otero de Zarama, Consuelo Anexi de Eraso, Natividad de Corchuelo, María Otero de Zarama,
Romelia Gaviria de Vallejo, Alicia Rodrigues Benavides, Soledad de la Rosa,
Carmen Elisa Guerrero Navarrete (Religiosa Franciscana), Marta Salazar López,
Lola Eraso Anexi (Religiosa Visitandina), Inés Eraso Anexi, Mery Pérez León, Leticia Bucheli Benavides,
Julia Puertas Rojas, Elisa Rojas López, María del Carmen Zarama Zarama, Inés Miranda Otero,
Consuelo Anexi, Maruja Eraso Anexi.

En todas las obras de beneficencia el nombre de Don Juan Reyes está vinculado y la gratitud de Pasto, guarda devotamente ese nombre.

Reciba este grato señor junto con la admiración de esta sociedad la más entusiasta felicitación nuestra.

Periódico El Derecho Abril 23 de l.932

La Cruz Roja de Nariño

La Gota de Leche

Se distribuirá la leche para los niños pobres todos los días de 7.0 0  A. M. A 9.00 A. M.

Cruz Roja de Nariño.

Consultas y recetas gratuitas para niños pobres.

Doctor Segundo N. Recalde

Los lunes, miércoles y viernes de 7,30 A. M. A 9.00 A. M.

Doctor José María Salazar Albán

Los martes, jueves y sábados de 7,30 A, M.  A 9.00  A. M.

La institución abrirá muy pronto el servicio quirúrgico en donde se operará gratuitamente a los pobres.

Mayo jueves 5 de 1.932

De la Cruz Roja de Nariño

Informe relativo al trabajo desarrollado en la Gota de Leche y consultorio gratuito para niños pobres, durante 27 días del mes de Abril de 1.932.

Número de niños enfermos: 425

Número de recetas despachadas en la botica de la institución: 597

Curaciones por heridas varias: 14

Lavado de oídos por otitis: 456

Curaciones de ojos por curaciones oftálmicas: 39

Piezas de ropa obsequiada a los niños pobres: 32

Canastillas de maternidad obsequiada a los niños pobres: 6

Baños generales de cuerpo: 32

Biberones repartidos: 7.532

Operaciones de pequeña cirugía: 3

De: fusiones:

Por bronquitis: 1

Por atrepsia: 1

Por asisteria: 1

Suman tres (3)

 

Muy pronto se pondrá al servicio un salón de cirugía y un dormitorio  para poder hospitalizar hasta cinco (5) niños por mes.

Los doctores Recalde, Rosero, Figueroa, Moncayo Candia, Benavides, Delgado G. Y Salazar Albán prestan el servicio científico con la más regularidad.

Las señoras y señoritas se han organizado en grupos y en esta forma con la más grande abnegación prestan sus importantes servicios voluntarios a la institución.

El vicepresidente del comité central Luis Eduardo Corchuelo.

El Derecho Mayo 10 de 1.932

El proceso de la campaña humanitaria de la Cruz Roja en Pasto.

Una  página  para  nuestra  historia.

Nuestra visita a la Gota de Leche. 

Una de las obras que marcan un verdadero avance en la campaña humanitaria de Pasto es indudablemente la que desarrollan ese grupo de damas y caballeros allá en una casita de los extremos de la ciudad que antes sentía la nostalgia indolente de las horas y que hoy es el albergue querido de unas cuantas madres que sentían la vigencia del dolor porque  sus hijos crecían rodando por la miseria y martirizados por la enfermedad.

Hoy esa casita tiene destellos de caridad, allí acuden manos blancas, manos de bondad que abandonan por unos instantes la delicada labor de su aristocracia para ir a repartir la caricia de su frescura y de su fragancia entre los harapos acongojado de una infancia desvalida.

Quisiéramos, sentir de cerca el más bello gesto de humanidad y visitamos el día sábado la casita cedida por Don Juan Reyes Valderrama a la Cruz Roja a “La Gota de Leche “. Allí estaba el prestigio y el encanto de nuestras damas llenando las salas con la más delicada ofrenda de sus almas sensitivas. Si la caridad es amor allí debía estar el lógico complemento de todo este poema de la vida, la mujer como nota vibrante de la canción eterna.

Un grupo de madres y hermanas, tenían a los pequeñuelos, unos solo necesitaban que apaguen su sed de vida con el biberón, mientras otros pedían el auxilio para su enfermedad. Era un cuadro con la trágica emoción del dolor adueñado de la niñez.

Fuimos a estrechar la mano de los entusiastas galenos que en ese día habían acudido a prestar sus servicios, del doctor José María Salazar Albán, doctor Luis Enrique Benavides y el doctor Luis Figueroa. Ellos nos explicaron como se había logrado ya organizar con los pocos elementos que contaban la estabilidad del instituto, no solo de la Gota de Leche, sino también de una sala-clínica infantil, que se pretendía instalar dentro de breve termino una verdadera sala-cuna donde podía hospitalizarse a algunos niños que por su gravedad debían ser atendidos con todo esmero por los médicos.

Nos dijeron que diariamente despachaban formulas para cuarenta niños mas o menos que acudían, como casos nominantes se notaban enfermedades de oídos, bronquitis, sarna, raquitismo, que algunos casos habían tenido de gravedad pero afortunadamente han logrado su curación.

El comité de la Cruz Roja de Nariño, ha organizado convenientemente un servicio para atender a los niños con el reparto de leche, para que los enfermos sean recetados

y se les dé un regular servicio de medicinas que han sido cedidas por los señores empresarios de la Compañía Benavides y León.

Para regularizar estas atenciones, cada semana va un grupo de las distinguidas damas Voluntarias, que integran la institución de la Cruz Roja y por turnos rigurosos, todas prestan su contingente de nobleza y generosidad. El día sábado era el último de la semana correspondiente al grupo compuesto por la señora Josefina de la Espriella de Benavides  presidenta de la Cruz Roja y a cuyo gran esfuerzo se debe el desarrollo creciente de esa obra de beneficencia, de la señora Raquel G. De Delgado y de la señora Consuelo Anexi de Eraso entusiastas elementos de la Cruz Roja, y del selecto grupo de damas, cuyos nombres insertamos al pie de grabado.

Nos despedimos con la grata sensación de haber asistido al más bello y sugestivo tributo de humanidad que en estos días rinde Pasto, como la aurora de una gran campaña de beneficencia.

Corresponsal.

CRUZ  ROJA  DE  NARIÑO

Pasto, Mayo martes 10 de 1.932

Señor director del Derecho

La ciudad

Apreciado señor:

Convencido de las hospitalidades que Ud. Ha dispensado a todo lo de la Cruz Roja, institución que necesita para su prosperidad del apoyo de todos los elementos de la sociedad máxime de la prensa, me dirijo a Ud.  Para que  en las acreditadas columnas de su periódico, se digne a hacer conocer del público el resultado de la colecta llevada acabo los días: 21, 22, 23 del mes de Abril, por las señoras que tomaron parte así:

María Bucheli de Salazar

Diva de Corchuelo

Berta de Rojas

Romelia de Vallejo

Clementina de Pérez

Las sumas recogidas fueron consignadas en el Banco de Colombia, como lo acreditan los recibos # 690 # 746 y # 762 de 22, 23 y 25 del presente mes, que reposan en poder de la institución.

Pedro Díaz del Castillo                                Gonzalo  Martínez  Pérez

Presidente                                                       Secretario

El Derecho, Mayo viernes de 1932

Becerrada

Un grupo de muchachos distinguidos, capitaneados por el doctor Corchuelo se proponen exhibir  el primer domingo de Junio  una entusiasta Becerrada  en beneficio de la Cruz Roja.

Les deseamos que no desmayen en su generoso empeño, y que toda nuestra sociedad secunde tan bella iniciativa.

Periódico El Derecho, Pasto Septiembre 20 de 1.932

Excelentísimo Presidente de la República

Ministro de Guerra

Bogotá

Los suscritos médicos y cirujanos incondicionalmente ofrecemos república nuestros servicios, organizamos ambulancias, esperamos órdenes.

José María Salazar Albán                                    Adolfo Guerrero

Segundo Recalde                                                   Ulpiano Hinestrosa

Julio César Moncayo C.                                        Buenaventura Santander

Francisco de Paula Moncayo                               Jorge Delgado

Jorge Rosero Pastrana                                          Buenaventura Paz

El Derecho, Pasto Septiembre 20 de 1.932

Excelentísimo Presidente de la República

Ministro de Guerra

Bogotá

La Crúz Roja de Nariño reclama Puesto de vanguardia en defensa integridad Nacional.  Principiamos organización  con enfermeras y médicos.

  

Junio domingo 5 de 1.932

Gran Becerrada de esta tarde a beneficio de la Cruz Roja 

Pasto sentirá esta tarde la viva emoción de una fatiga de sol y de arena.

El  redondel  aguarda el éxito de una faena aprestigiada ya con el entusiasmo de nuestra juventud  lozana y valiente. En las tribunas como se repliega en ansia de sentirse colmadas por la seducción y el encanto de las madrinas de los bravos lidiadores.

Hay un temblor de motividades  que recorre afanosamente los nervios de la ciudad  bella tarde será esta de los soles de Junio,  colmados de incendios para abrazar las frentes anhelosas de nuestros jóvenes.

Y en el entusiasmo incansable del doctor Luis Corchuelo al que principalmente se le debe la feliz organización de este festival destinado a secundar la campaña humanitaria que viene desarrollando la Cruz Roja. El doctor Corchuelo escribe ahora una página que sabrá enmarcar con gratitud la ciudad de Pasto.

Un grupo de jóvenes que esta tarde formaran parte en la Becerrada de la Cruz Roja, En Pasto.

Sentados de izquierda a derecha:                         De pié:

Chepe Arturo                                                            Raúl Pérez

Mario Caviedes Arteaga                                         Neptalí Benavides

Doctor Luís Eduardo Corchuelo                          Franco Paredes

(organizador de la Becerrada)                              Luís Vela V.

Carlos Muñoz Bucheli                                            Hernando de la Rosa

Reciban nuestras felicitaciones calurosas por este empeño generoso que lo alista con preferencia entre los amigos de esta ciudad.

Nuestros jóvenes recibirán hoy un aplauso más reumático que premiará todos sus afanes. Bien se lo merecen, y nosotros solo queremos anticiparnos a desearles felicidad en todas las suertes y que la victoria colme sus anhelos.

Periódico El Derecho Junio miércoles 15 de 1.932

El producto de la Becerrada en beneficio de la Cruz Roja

Pasto 15 de Junio de 1.932

Señor director de “El Derecho”

Tengo el honor de informarle a usted para que se sirva hacerlo conocer del público por medio de su acreditado periódico, que la Becerrada a beneficio de la Cruz Roja, que organizó en esta ciudad el doctor Luis E. Corchuelo,  produjo $ 300, 10  que se demuestra así:

180 palc.s sueltos vendidos a $ 0,50                                                                 $ 90

245 entradas  a palcos de familia a $ 0,40                                                       $ 98

286 en4rada general a $ 0,30                                                                             $ 57,70

320 niños y de soldados a $ 0,01                                                                        $ 32

56 boletas sueltas palco para niños a $ 0,25                                                     $14

Total producto comprgbado por le Tesorerí` Municipal, según comprobantes firmados por el señor tesoraro dan $291,20.  Pero por haber pagado algunas personas mayor valor a las señoritas que vdndían las boldtas, o pagado estas sin usarlas, el producto en dinero vino a ser $300,20.

Según recibos # 192-240 y 392 del Banco de Colombia el Doctor Corchuelo le consigno $ 271,30.

Varias personas deben sus bnletas a las señoritas vendedoras por valor de $ 18,80 y en efectivo consignara el contador del regimianto por 100 boletas para los soldados $ 10 de acuerdo con e, vale que reposa ef mi pod%r.

Dos gastos comprobados por la Becebrada según recibor que están a la orden d% quien quiera verlos fueron:

Automóviler para ir al pápamo a ensayar novillos, y para otras agencias  el día de la Becerrada, según recibos firmados Doctor Braulio de la Rosa, Segundo Meza y Alejandro Gómez       $14,50

Arreglo del circo contratado por Taiistocles                                                        $ 28

Depócito para impuestos de pobres                                                                       $ 20

Arreglo de banderillas, pinchos x esqueletos, pagado a Alfonso Argoti          $ 2

A lo3 señores Nicolás Portilla y Luciano Arturo, por atender la puerta

el día de la función $0,50  a c/u.                                                                              $ 1

Al señor Juan B. Bucheli por prender los carteles                                                $ 0,30

Impuesto municipal de carteles                                                                               $ 0,50

Arreglo de circo, sillas que se quebraron para devolverlas a

la empresa de cine que las prestó gratis                                                                  $ 1

A Fabriciano Bubano y Julio Muñoz, por manejo del ganado encorralado,
enpotrerado etc. a $ 3 Cada uno                                                                               $ 6

A L. M. por atender taquilla                                                                                       $ 1

A los presos por llevar arena para el circo                                                              $ 0,50

Por llevar el ganado que se extravió a sus potreros                                              $ 1,20

Suman los gastos                                                                                               $ 76,00

 

De modo que en cuanto a las personas que aún adeudan dinero por las boletas

($ 18) la paguen a las señoritas que tuvieron la gentileza de hacerles ese crédito. Podremos decir que a la Cruz Roja le quedó un producto líquido de $ 234,10 oro legal por la Becerrada del domingo 5 de Junio de 1932

Es de justicia hacer constar el agradecimiento de la Cruz Roja y de las clases pobres, que se benefician con los servicios de la institución, para el doctor Luis E. Corchuelo iniciador y organizador entusiasta de la Becerrada y para los gallardos jóvenes que pusieron su habilidad y valor en esa tarde inolvidable, con aporte gentilísimo en pro de los desheredados.

Soy del señor director muy obsecuente servidor y amigo

Pedro Díaz del Castillo

Tesorero

Cruz Roja

Junio jueves 23 de 1.932

Por la Cruz Roja

Esta noche la Compañía Sánchez dará uno de los mejores Números de su repertorio en beneficio de la Cruz Roja de Nariño.

Por el objeto que se destina la obra de los artistas, así como para corresponder a su galantería a favor de una de las instituciones que decoran nuestra vida de sincera humanidad, creemos que el Teatro Imperial esta noche tendrá un lleno completo.

Felicitamos a los artistas y les deseamos éxito en sus actuaciones que muchas veces hemos tenido gusto de aplaudir.

Corresponsal

El Derecho Junio Sábado 25 de 1.932

En beneficio de la Cruz Roja

En la noche del jueves los artistas de la Compañía Sánchez exhibieron la delicada pieza “La Cañamonera” con ya existió gusto, que merecieron nutridos aplausos de la enorme concurrencia que llenaban palcos y galerías. La revista en sus diferentes cuadros, dio al público la grata sensación de un desfile de mariposas entre el ritmo fascinador de las sonatas aldeanas. Sobretodo gustó mucho la gracia que exhibió el Fox Trot Viejo dolor” de nuestro sentimental artista Luis E. Nieto.

La noche del jueves renovó la vocación de Pasto por contribuir de toda forma al ensanche de la beneficencia, que con mucho entusiasmo percibe la institución de la Cruz Roja en Nariño.

Para los generosos artistas va nuestra felicitación, unida al testimonio de general gratitud.

Corresponsal

Esperamos órdenes

José María Salazar A.    Segundo  Recalde   Francisco Ordóñez  Luís Eduardo Rosero

Presidente.                     Vicepresidente            Secretario              Vocal

El Derecho Septiembre 21 de 1.932

Guerra  con  el  Perú

Bella actitud de la Cruz Roja

Señor presidente Cruz Roja

Bogotá

La Cruz Roja de Nariño ofrece sus servicios en esta hora de amargura para la Patria, inicia su organización con enfermeras y médicos. Esperamos instrucciones. Cumpliremos órdenes

José María Salazar Albán                    Segundo N. Recalde.

Presidente                                               Vicepresidente

Francisco Ordóñez.

Secretario

El Derecho Septiembre 23 de 1932

La manifestación de la Cruz Roja

Solemne Resultó la manifestación organizada por damas y caballeros de la Cruz Roja departamental de Nariño.

A las 5 1/2 PM dio comienzo el programa que con anterioridad en cartelones, murales, habíanse colocado en los anunciadores de la ciudad. Todo cuanto valioso tiene la Capital del Departamento, se había dado cita para escuchar el solemne juramento

Que en el altar de la Patria, darían las damas de esta histórica ciudad.

En uno de los corredores laterales habíanse colocado sillas para las señoras y señoritas que con su policromía sérica daban la nota de emoción y regocijo.

A la hora ya indicada, suena el clarín y la banda danza los espacios  los acordes sagrados de la canción Nacional; de pies los concurrentes acompañan la letra del himno que recuerda los épicos fragores de Boyacá y Carabobo, y sus notas de cumbre y cumbre, de quiebra en quiebra, pasean por la tierra de Nariño, hasta llegar la gloria de los cielos infinitos de Colombia.

Pocas veces ha vibrado un espíritu con mayor emoción y sentimiento, que al escuchar ayer la frase cálida, el decir patriótico de la señora y distinguida matrona

Doña Josefina de la Espriella de Benavides, presidenta de la Cruz Roja Departamental de Nariño, quien al terminar su bellísima alocución, entregó su anillo de desposada, para así demostrar que antes que su cuna de esposa, la Patria bendita se hallaba vinculada a su corazón.

 La señora Viuda de Benavides tiene derecho de sangre, en el reparto de glorias de la libertad Americana, y como tal demostró ayer su preclara estirpe y abolengo.

El doctor José María Salazar, en elocuente y bien delineado discurso manifestó que la Cruz Roja se halla lista para ir al frente del combate y cumplir su santa y humana misión.

La señorita Alba Alicia Mutis, leyó un bello discurso, había las semillas de grandeza, echadas en surcos de heroísmo, que darán frutos de victoria.

Hubo tres discursos patrióticos, entre ellos el representante del departamento de educación, cuyo sentir lleno de franca emoción a la selecta, numerosa y patriótica concurrencia.

Este acto sagrado dio termino con el brillante discurso del señor Gobernador del Departamento, quien al agradecer en nombre de la nación y del gobierno que representa, termino su alocución manifestándole a la señora de la Espriella, Presidenta de la Cruz Roja de Nariño, que su ofrenda sagrada, recuerdo sagrado de pasadas venturas y felicidades, era muy digno presente para la patria Colombiana.

Terminó este bello acto de civismo a las 6 1/2  p.m.. Dejando en los espíritus, un sentimiento de lucha, una fiebre de gloria, un amor sublime a la tierra nativa.

Rene Emery  ( corresponsal ).